Tamaño de letra:

Test rojo-verde

A través de este sencillo test rojo-verde podemos diagnosticar defectos de refracción comunes como la miopía y la hipermetropía.

¿Cómo realizar el test rojo-verde?

Colóquese a unos 2 metros de la pantalla, tápese un ojo, observe las letras proyectadas sobre ambos fondos y diga sobre qué color las ve más nítidas. A continuación tápese el otro ojo y realice el mismo ejercicio.

Resultados del test rojo-verde

Si usted ve igual de nítidas las letras sobre ambos colores, en principio, no tiene defectos de refracción susceptibles de necesitar corrección óptica. Si utiliza gafas y, con ellas, las ve igual de nítidas, es de suponer que están bien graduadas.

Si ve más nítidas las figuras sobre fondo rojo, podría padecer miopía. En caso de que ya llevase graduación para corregirla, le faltaría graduación. Si es hipermétrope estaría hipercorregido. 

Si ve más nítidas las figuras sobre fondo verde, podría padecer hipermetropía. En caso de que ya llevase graduación para corregirla, necesitaría más graduación. Si es miope estaría hipercorregido

Recomendamos una revisión con un oftalmólogo en caso de ver con mayor nitidez la  escala de uno de los dos colores.

Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia